Archive for 17/12/11

Mi Burrito Sabanero-Villancico

A cantar… que ya viene la Navidad

Para que no olvidemos cuando de pequeños cantábamos estos villancicos junto a nuestros familiares y amigos…

¡¡¡Feliz  Navidad para todos!!!

Fuerte…pero creible.

Jajajaja…la verdad es que es muy fuuuuuuuuuuuuerte…. pero….

Gracias  Antonio por tu aportación

Un abrazo

El palacio del Rey

 

Bonita manera de explicar las cabalas para corregir y vencer  “El Ego”…

Espero que os guste…tanto como a mí.

Los que brillan con luz propia deslumbran a los demás… por eso intentan apagarla

Si se sienten incomodos con tu presencia es porque … Saben de tu fuerza, envidian tu caracter y temen que otros vean que el brillo de tu alma es avanzado. No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educacion. No es la ropa, es la actitud. La ignorancia genera la envidia y esta ultima… Una gran incapacidad…

¡¡Brilla siempre con luz propia como la luciérnaga!!..No dejes que nadie apague tu luz…

¡¡Arriba Ese Animo!! – El Sueño de Morfeo

Me encanta esta canción y mucho más si la escucho bailando y riendo…

Es una alegoría a la Felicidad y un impulso para subir nuestro estado de ánimo…

¡¡Vamos a ser felices!!…

¡¡Otro más!!…

www.diariodecadiz.esImposición de manos en el hospital . . El centro sanitario de Jerez es el primero en Andalucía que abre las puertas al reiki, una técnica naturista de canalización de energía · Personal sanitario recibirá hasta el próximo mayo cursos de formación

Es una gran noticia digna de compartirla con todos vosotros…Me alegro que El Reiki poco a poco se vaya implantando en mas centros hospitalarios… ole, ole y ole porque esta vez lo ha hecho un centro andaluz…

La risa es muy saludable y cuesta poco…

El maestro de la risa

A Carmela

Internet y las redes sociales, afortunadamente, no lo cubren todo. Como tampoco los libros de viaje son capaces de recoger todas las historias o, al menos, historias que merecen la pena ser contadas. El contacto personal cara a cara sigue siendo necesario y la conversación nos abre multitud de caminos y nos ponen en la pista de costumbres de ignotos lugares, ya sean contadas en primera persona o a través de terceros.

No importa que sean veraces o formen parte de las leyendas locales, simplemente la belleza del relato nos basta para ensoñar con la existencia de otros mundos, o tan solo para pensar que el unicornio o ese país de la felicidad llamado Shangri-La existen.

No hace mucho, cobijado tras la ajada madera de una mesa de un viejo bar en una de esas blancas ciudades del Sur escuché el siguiente relato: en un pequeño país, aislado por ese muro infranqueable que forman el macizo del Himalaya y la feroz dictadura china, existe un pueblo que lucha por mantener sus tradiciones, sus señas de identidad. Entre ellas destaca una figura, una profesión, impensable en un universo dominado por el materialismo y el éxito a corto plazo: el maestro de la risa.

Como un viejo buhonero se desplaza a pie de aldea en aldea de los valles y montañas que lo pueblan con un solo propósito, que los más pequeños aprendan a expresar la felicidad. Concentrados los niños a su alrededor, el paciente profesor los introduce en los secretos que encierra el sonido que surge de la gargantas cuando se manifiestan las emociones a través de la risa: la amable, la cortés, la social, la sincera, la del juego, la de la felicidad plena, la del amor…

Cada una posee una musicalidad propia, un rasgo que la define y el tutor se afana en explicar su diminuta parroquia lo trascendente que resultan, lo fácil que puede resultar comunicarse sin pronunciar palabras. Sin pretender influir en sus pupilos, primero les pregunta cómo les gustaría reírse cuando crezcan, con sonidos graves o más templados. Y lo hace con ejemplos: con la voz de un payaso, de un rey, de un tabernero…

Una vez elegido el modelo, el tutor los educa en cómo manifestar las emociones utilizando su risa. Realizado su trabajo desaparece de la aldea camino a otra a la búsqueda de nuevos chavales. En el debe de los aprendices queda profundizar en las enseñanzas recibidas, en educar sus cuerdas vocales y en perfeccionar los sonidos para que ese color de voz sea pleno y, sobre todo, propio y personal, que le pertenezca en exclusiva al crío. Algunos, olvidan rápidamente la lección y dejan que sea la naturaleza quien obre su curso. Otros, en cambio, más aplicados, consigen desarrollar su propia risa.

Y, desde luego, cuando la escuchas, y yo tuve la fortuna de oírla, sientes sensaciones nuevas, y no solo al comprobar la expresión de su rostro. Es una risa que llena la habitación donde te encuentras y donde se perciben claramente todo tipo de matices, y sobre todo, que contagia un sentimiento de equilibrio y tranquilidad.

De la risa poco se puede contar más, está comprobado en numerosos estudios que al reír, liberamos hormonas y neurotransmisores que nos protegen y fortalecen el corazón. Una de ellos es la serotonina (que además de efectos calmantes nos libera de la depresión). Además, ejercitamos un movimiento abdominal que favorece que la respiración sea más profunda.

También se liberan endorfinas, que entre otras cosas (provocar bienestar) favorecen el crecimiento de los linfocitos en sangre (nos hace más inmunes) y al reír ejercitamos más de 400 músculos. Tan beneficiosa resulta que han surgido como hongos escuelas que la practican como terapia.

Pero volviendo al relato, la velada en la taberna transcurrió más rápidamente de lo que hubiera deseado. Debo de reconocer que esa noche dormí algo más de lo acostumbrado y con una sensación placentera hace tiempo olvidada.

Aunque el último pensamiento de la noche estaba teñido de cierta tristeza. En tiempos de globalización, ¿por qué estamos dejando extinguir este oficio tan peculiar como beneficioso?

Enrique Leite

Me ha gustado mucho… puedo dar fe de que la risa es muy saludable pues gracias a ella he podido superar muchos de los momentos duros que he pasado en mi vida…

Por muy triste que te encuentres tienes  que intentar salir adelante y aunque la tristeza solo quiere que estés mas triste… tienes que buscar razones para reirte…:)

Gracias por compartirlo con nosotros

A %d blogueros les gusta esto: