Espaguetis de diseño usando el caldo de cultivo para bacterias

Después de años haciendo investigación sobre microorganismos, nunca pensé que habría tantas aplicaciones para los reactivos y medios que se usan en el laboratorio.

Cada día se encuentran nuevas aplicaciones para materiales. La semana pasada, por ejemplo, un cocinero me explicó que para obtener diferentes texturas en la pasta, ahora se utiliza agar para hacer espaguetis.

Cualquiera que haya tenido alguna vez alguna relación profesional con la biología o con las bacterias sabrá que el agar es el medio de cultivo, es decir, la comida preferida de las bacterias. ¿Y ahora vienen y nos dicen que con ese suculento banquete de bichos vamos a hacer espaguetis? Pues sí, señores.

En realidad, no es mala idea porque el agar es una gelatina vegetal de origen marino, procedente de algunas algas rojas, y comer algas no parece tan mala cosa, después de todo.

Como esta sustancia se vuelve gelatinosa al disolverla en agua, la textura obtenida resulta muy útil tanto en el cultivo de bacterias, debido a su poder de fijación, como en la cocina, para obtener pasta con una textura totalmente diferente a la que estamos acostumbrados, que nuestros amigos los cocineros emplean de las formas más insospechadas.

Pero las propiedades de este agar en nuestra dieta alimenticia, a diferencia de en los microorganismos, son muy variadas, porque además de utilizarse con fines puramente culinarios, esta sustancia tiene propiedades laxantes debido a su alto contenido en fibra, se utiliza como compactador de conservas o para purificar bebidas a nivel industrial.

El agar está básicamente compuesto por glúcidos (moléculas de la familia de los hidratos de carbono), agaropectina y agarosa. Y hasta ahí vamos bien, porque como todo el mundo sabe, los hidratos de carbono son unos de los tres grupos de alimentos más importantes en nuestra dieta alimenticia, aunque últimamente no están especialmente recomendados por su tendencia a convertirse en grasas si no los consumimos en las cantidades adecuadas.

La verdadera genialidad del asunto, de hacer espaguetis con caldo de cultivo de bacterias, radica en que nosotros no tenemos las enzimas necesarias para metabolizar los componentes de esta pasta de diseño, por lo que además de presentar una textura de lo más novedoso, son light, porque en realidad no podemos metabolizar la mayor parte de lo que ingerimos.

Increíblemente, también puede utilizarse en el curtido de pieles o incluso para la mejora de recubrimientos metálicos. Los usos de esta sustancia no dejan de aumentar y cada día que pasa podremos utilizar sustancias comunes para solucionar los problemas más insospechados.

La ciencia no deja de sorprenderme, cada día aprendo cosas nuevas, como que las personas podemos comer lo mismo que algunos de los bichitos más tóxicos que conocemos.

Así que aquí les dejo la receta y las indicaciones. ¡Disfruten de la pasta, que es light!

Julia Romero, química.   http://mqciencia.com/

Menuda sorpresa me he llevado con esta información a cerca del Agar, me parece increible que los cocineros la utilicen en sus platos culinarios a pesar de saber lo que tu nos comentas….

Menos mal que como la Sanidad y los medicamentos han mejorado y además son completamente gratuitos no vamos a tener nungún problema si nos ponemos malos cuando lo comamos jajajajaja…

Me ha gustado mucho el articulo… gracias por compartirlo con nosotros….
Con vuestro permiso lo comparto en mi blog

 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: