Parque Natural de Despeñaperros-Puerta de Andalucía

Tradicional entrada a Andalucía, Despeñaperros ha visto, a lo largo de los siglos, como su territorio era escenario de paso de diversas civilizaciones. Hoy, atravesar sus entrañas no resulta difícil, gracias al paso de la ancha vía que une Madrid con Cádiz.

El Despeñadero de los perros

Pero por Despeñaperros también planea el estigma de la guerra. Batallas como Las Navas de Tolosa o Bailén resuenan en el aire. Contiendas que parecen dar origen al nombre de este extenso lugar. Para unos Despeñaperros procede del término despeñaderos, por las escarpadas formas de su desfiladero. Otros aseguran que, tras la batalla de Las Navas de Tolosa en la que Alfonso VIII derrotó a los almohades, los invictos precipitaron a los agarenos por el desfiladero. Los no cristianos eran calificados en esta época perros. De ahí Despeñaperros, lugar por donde se despeñaba a los perros.

La impronta agarena ha dejado su huella en las ruinas del Molino del Batán y el Castillo de Castro Ferraz, torreón vigía de la histórica batalla.

Con el tiempo en torno a la vía romana se fueron trazando una red de caminos carreteriles, en torno al siglo XVIII. Uno de estos caminos, El Real fue abandonado tras la construcción de otro camino de mayor seguridad. Por estas fechas uno de los bandoleros más temidos, Jose María el Tempranillo operaba por estos parajes haciendo de las suyas y amedrentando a cualquier carruaje que pasaba por el lugar.

 

A pesar de que Despeñaperros es uno de los parques naturales de menor superficie de Andalucía, concentra un extraordinario patrimonio geológico, natural e histórico.

 

La erosión del río Despeñaperros creó este paso natural que conecta la meseta castellana con Andalucía. La acción de este curso de agua, que transcurre de Norte a Sur erosionando las rocas, ha originado espectaculares paisajes como Los Órganos, formado por cuarcitas de gran dureza y apariencia de gigantescos tubos verticales. El Salto del Fraile y Las Correderas son otros ejemplos de estas interesantes formaciones.

En este entorno agreste de paredes casi verticales, hay profundos cañones y fallas. En las umbrías de estos cortados, habitan interesantes especies vegetales. El senderista puede disfrutar de estas plantas a través de itinerarios como el que recorre el Barranco de Valdeazores, donde predomina el monte mediterráneo con perales silvestres, madroños y durillos que dan a este espacio, distintos colores a lo largo del otoño. Otra opción es conocer la umbría del Collado de la Estrella.

 

 

Las zonas más soleadas, en cambio, son el reino de la encina que se entremezcla    con el pino, la coscoja o la jara. En esta densa vegetación encuentran refugio el ciervo o el jabalí, especies aprovechadas cinegéticamente y que comparten el hábitat con majestuosas rapaces, como el águila imperial o el buitre leonado.

 

 

 

A causa de su estratégica ubicación, estas tierras fueron pobladas por numerosas culturas desde la Prehistoria que han dejado interesantes signos de su paso. Una de ellas, la íbera, realizaba ofrendas en forma de estatuillas de bronce, conocidas como muñecos por los lugareños. Estas ofrendas religiosas se llevaban a cabo en lugares considerados sagrados como el Santuario del Collado de los Jardines, donde se encuentra la Cueva de los Muñecos. Además en alguno de ellos, pueden encontrarse anteriores y atípicas muestras de arte rupestre, que confirman la percepción mística que el hombre antiguo tuvo de estos lugares. Otros ejemplos de estas pinturas se encuentran en cuevas como la del Santo o las de Vacas de Retamoso.

 

La antigua calzada romana empedrada, que discurre junto a una frondosa vegetación natural, también forma parte del legado del pasado en Despeñaperros. El visitante puede recorrerla gracias al Sendero del Empedraillo, que le abrirá el apetito para disfrutar de la rica gastronomía de este lugar, basada en los productos típicos de la Sierra como carnes de caza mayor o menor, setas, sobre todo níscalos, y los espárragos.

 

Tenemos que tener en cuenta la cantidad de gente que ha perdido su vida en el paso de Despeñaperros, pues era uno de los tramos más peligrosos de nuestras carreteras.

 

Actualmente gracias a los trazados de los dos sentidos se puede atravesar Despeñaperros en menos tiempo y con más seguridad.

 

Ahora cuando cruzo Despeñaperros para llegar a Jaén, recuerdo las tantas veces que nos hemos visto obligados a parar en cualquier hueco del arcén para que no mancháramos el coche alguno de los que íbamos atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: