Remedios para garganta seca‏

Garganta irritada. Combate esa insorpotable  irritación.  Bueno es saber

Cuida tu garganta ya sea en  invierno o en verano, la llegada de las estaciones y más las que están muy  polarizadas ponen en peligro la salud de tu garganta debido a: Las bajas  temperaturas del invierno resecan las mucosas.
Las bebidas heladas, el  polvo del verano contribuyen a resecar las mucosas A esto se le une, los  factores medioambientales, laborales como los oradores y cantantes, costumbres  negativas como los fumadores, los bebedores de alcohol.
Todos estos  factores hace que se que originen carrasperas, afonías e irritación en la  garganta ya que todos contribuyen a resecar las mucosas.

Recomendaciones para  la garganta irritada

Consejos o recomendaciones muy sencillas,  sobre todo de orden natural harán que tu garganta se hidrate:
1.- Bebe  diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua para mantener lubricadas las cuerdas  vocales e hidratar los tejidos de la garganta.
2.- Los zumos o jugos naturales de frutas cítricas como el limón, naranja ayudarán a  cuidar tu garganta y favorecer tu recuperación si está irritada.
El  remedio más eficaz consiste en exprimir un limón pequeño en un vaso grande de  agua templada, tómalo poco a poco o utilizarlo para hacer gárgaras. Si puedes  añade una cucharadita de miel.
Una infusión caliente de manzanilla te  ayudará a mantener la salud de tu garganta y la calmará si está  irritada.
Es habitual que el mal uso de la voz, sea la  causa principal  de irritaciones en la garganta. Evita gritar y, si estás afónico, no fuerces la  voz. Además, también  evita hablar en ambientes cargados de humo.

Las  gárgaras con sal  diluida es un buen remedio, prepárala así: una cucharada de sal disuelta en ½  litro de agua a temperatura ambiente y haz gárgaras con esta solución varias  veces al día.
Si tu garganta está irritada al  despertarte, posiblemente  se debe a que duermes  con la boca abierta, ya que el paso del aire por la nariz  lo humedece antes de que llegue a la garganta y pulmones, en cambio, si se  respira por la boca, el aire seco que llega a la garganta la irrita.

Para compensar la falta de humedad y recurre a   técnicas como el yoga o el pilates que te ayudarán a controlar la respiración y  utilizarla en beneficio de la garganta.
Cuando sientas la garganta reseca  y sufres carraspera es frecuente aclarar la garganta y toser a fin de mejorar la  situación, sin embargo pueden resultar dañinas para las cuerdas vocales y  empeorar la irritación.
Además, no olvides recurrir a los complementos  básicos del invierno como las bufandas y pañuelos, completan el look y protegen  la garganta.

Plantas medicinales  para la garganta

En relación a las plantas la naturaleza nos provee  de ellas:
Hierve, tres hojas de limón en una taza de agua por 10  minutos.  Retira del fuego y añade una cucharadita de miel.  Bebe lentamente el  té cuando aún esté caliente.
Una cucharada de bicarbonato de sodio en un  vaso grande de agua. Tómalo a sorbos, durante el día.

Hierve, unas ramitas de manzanilla en una taza de  agua por 10 minutos. Cuela y deja entibiar, haz gárgaras según lo  necesites.
Prepara una innfusión de tomillo y  haces gargaras, después puedes tragarla.

Mezcla una cucharadita de sal de mesa en medio litro de  agua a temperatura ambiente.  Realiza gárgaras  cada hora.
Come dos ajos  machacados en una ensalada.
Prepara una cataplasma  con una cucharada de  hojas secas de manzanilla en dos tazas de agua hirviendo. Deja cocinar  unos  cinco minutos y luego remoja una tela con este té.  Escurre el excedente y  aplica directamente sobre tu cuello.  Déjalo allí hasta que la tela se enfríe.  Repite varias veces al día.
Pon una cucharada de whisky en un vaso grande  de agua tibia.  Luego, realiza gárgaras con la preparación.
Echa 2  cucharaditas de salvia en 250 mililitros de agua hirviendo. Deja reposar durante  10 minutos, cuela y agrega 1 cucharadita de sal marina. Haz gárgaras con  frecuencia. . Vierte en media taza de café amargo varias gotas de jugo  de limón y realiza gárgaras con este preparación.
Corta 1 cebolla en  trozos y colócalo en medio litro de agua.  Después, añade 3 cucharadas de  azúcar. Deja macerar durante medio día y bebe 1 taza de esta preparación, cada  dos horas hasta que el dolor desaparezca.
Mezcla 2 tomates maduros y 1  copita de alcohol blanco.  Batir hasta lograr una papilla que deberás colocar a  modo de cataplasma, sobre la garganta.
Si no te gusta las medicinas aquí  esta la alternativa natural para tus males de la garganta son efectivos no lo  dudes.
Yo soy una amante de los remedios caseros porque he comprobado que van muy bien y en pocos casos  tengo que visitar al médico…

3 responses to this post.

  1. Me Sirvió De Mucho Gracias!

    Responder

  2. Posted by oscar beleño on 9 agosto, 2014 at 02:28

    que vaina buena tenia rato que no podia cantar

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: