Archive for 29 noviembre 2013

Fiesta de la Aceituna 2013 en Martos

CARTEL%20ACEITUNA%202013%20de%201381

http://martos.astivia.org/index2.cfm?codigo=3414

El Ayuntamiento repartirá 8.000 hoyos en la Fiesta de la Aceituna

Martos rinde homenaje a todos los aceituneros y aceituneras del 4 al 8 de diciembre de 2013 en su tradicional Fiesta de la Aceituna que este año cumple su 33ª edición. Un evento que coincide con el inicio oficial de la temporada de recogida de este alimento por lo que no puede faltar la extracción del primer aceite del año mediante una prensa manual de husillo por parte de los maestros de almazara de la localidad.

El día grande de la fiesta es el domingo 8 de diciembre cuando se realiza la ofrenda floral en el Monumento a los Aceituneros y el reparto del hoyo aceitunero (compuesto de bacalao, aceitunas, aceite y pan).

Si no conoces el pueblo de Martos que es precioso famoso por la Peña de Martos en cuya falda se afinca el pueblo, te diré que esta considerado cuna del olivar y el mayor productor de aceite de oliva del mundo, desde aquí os invito a visitarnos algún dia y si lo haces en las fiestas de la aceituna, disfrutaras de todos los actos que se han preparado para todos los marteños y los que no lo son pero nos visitan en estas fiestas.

En estas fechas tan especiales quiero rendir un pequeño homenaje a mi padre, un hombre que vivió únicamente por y para su campo de olivos. Cuantos recuerdos me vienen ahora a la memoria al ver estas fotografías pues cuando nos las hicimos no sabia que seria la última vez que veriamos los olivares juntos. Te quiero papá.

01. el cortijo

09.

11.

13.

14.

17.

40. segunda

41. y tercera

45.

Anuncios

Por favor firma si estas en contra de esta injusticia

Queridos amigos y amigas,

En cuestión de días el Gobierno pretende impulsar una nueva ley que podría llegar a imponer multas astronómicas de hasta 600.000 euros a cualquiera que participe en protestas pacíficas, como los miembros de Avaaz. Pero un gigantesco clamor público justo ahora puede forzar al PP a parar esta mordaza anti-ciudadana.

El PP sabe que con tantas políticas impopulares está perdiendo la batalla frente a la opinión pública, y con esta Ley de Seguridad Ciudadana busca anular las voces de los que denunciamos sus fechorías y exigimos responsabilidades. Pero podemos parar esta propuesta absolutamente anti democrática, forzando al gobierno a elegir entre aferrarse a su agenda represora o enfrentarse al mayor descalabro electoral en la historia de nuestra democracia.

Firma esta petición urgente e invita a todo el mundo a unirse. Es hora de crear una campaña ciudadana sin precedentes y levantar un clamor que retumbe en todo el país. En pocos días el Consejo de Ministros puede aprobar el anteproyecto. Si no actuamos ahora podríamos despertarnos pronto y descubrir que han asesinado nuestro derecho a expresarnos libremente:

https://preview.avaaz.org/Develop/Admin/index.php?o=pub&cid=6895&t=campaign&skin=blue&lang=es

Según cifras oficiales, en 2012 hubo 4000 manifestaciones en Madrid. Solo en 12 se registraron actos violentos. Sin embargo, el Consejo de Ministros podría dar luz verde en los próximos días a una nueva Ley que impondría multas de entre 30.000 y 600.000 euros por convocar concentraciones no comunicadas frente al Congreso u otras instituciones del Estado. La misma multa podría recibir cualquiera que grabase o difundiese imágenes de agentes de policía durante las manifestaciones cuando se interprete que suponen un atentado a su honor o pongan en peligro la actuación policial correspondiente.

Pero no es solo la flagrante desproporcionalidad de dichas medidas lo que está provocando la crítica de la oposición casi en bloque, y de asociaciones de jueces, periodistas, e incluso el sindicato mayoritario de la policía. También es alarmante el hecho de que estas multas se puedan tramitar en el ámbito administrativo, sin intervención judicial, y por ello sin las suficientes garantías de protección de los derechos del ciudadano.

Una vez más el PP está dispuesto a tirar de su rodillo parlamentario — esta vez para sofocar las voces de una ciudadanía que apenas cuenta con la protesta organizada para proteger sus derechos. Pero sabemos que lo que más le preocupa al gobierno es frenar la sangría de pérdida de votos que sus políticas están causando. Por eso, si respondemos con fuerza ahora se darán cuenta de que esta ley podría ser su tumba electoral y no tendrán más remedio que dar marcha atrás. Firma la petición y compártela con todo el mundo:

https://preview.avaaz.org/Develop/Admin/index.php?o=pub&cid=6895&t=campaign&skin=blue&lang=es

Con esperanza y determinación,

Luis, Alice, Patri, Laura y todo el equipo de Avaaz.

Más Información:

La oposición ataca la ley que prevé multas a quien se manifieste ante el Congreso (El País)
http://politica.elpais.com/politica/2013/11/19/actualidad/1384819985_742890.html

Asociaciones de jueces califican de “innecesaria y autoritaria” la Ley de Seguridad Ciudadana (20 minutos)
http://www.20minutos.es/noticia/1981533/0/ley-de-seguridad-ciudadana/autoritarismo/jueces-ada-colau/

Multas de 600.000 euros por convocar una protesta en Twitter ante el Congreso (El Diario)
http://www.eldiario.es/politica/multa-convocar-protesta-Twitter-Congreso_0_198430170.html

Gracias por actuar contra la Ley Mordaza.

Para aumentar nuestro impacto, envía el correo de abajo a tus amigos y familiares y pega este enlace en tu muro de Facebook.

https://secure.avaaz.org/es/ley_mordaza_5/?tMEIicb

Muchas gracias,

El Equipo de Avaaz

¡¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES HIJA!!

Un año mas ha llegado el 27 de Noviembre, podría ser un dia como otro cualquiera si no fuera porque este fue el día que naciste tu, por eso lo hace un día tan especial para mi. Aunque no hace falta que te lo diga sin embargo desde aquí quisiera darte las gracias por ser mi hija, por tenerte y por ser lo mejor que he hecho en toda mi vida y hoy especialmente solo puedo decir gracias Dios mio por haberme dado esta hija tan preciosa y por haber aportado mi granito de arena para que sea una persona tan maravillosa como ella lo es en todos los sentidos. Ya se que todas las madres decimos igual de nuestros hijos pero en mi caso creo que tengo motivos suficientes para sentirme muy orgullosa de tener una hija como tú.

Una vez mas tengo que recordar que gracias a ti me conecte a internet y que fuiste tu la me ayudaste incondicionalmente con el blog y aunque ya me defiendo sola por esto lares, siempre que tengo alguna duda recurro a ti para que me lo soluciónes, por eso he creido que el mejor sitio para felicitarte en este dia tan especial de tu cumpleaños sea por nuestro blog.

untitled cumpleaños

Aunque este año no podemos estar juntas, te deseo de todo corazón MUCHISIMAS FELIDADES y que disfutes plenamente de este dia tan especial para ti junto a Roberto.
cumpleaos_001

Ahí van esos tironcillos de oreja, uno, dos,tres, cuatro, cinco, seis, siete…uff bueno ya te daré el resto cuando estemos juntas…. MUCHOS BESITOS HIJA… TE QUIEROOOOOOOOOOOOOO

‘Quien no perdona es condenado a vivir en su propio infierno’: experta

untitled felipe

Por: JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO 25 de Octubre del 2013

Rosa Argentina Rivas

Rosa Argentina Rivas Lacayo, escritora mexicana experta en perdón.
Foto: Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Rosa Argentina Rivas, autoridad en el tema del perdón, explica cómo superar el dolor y el rencor.

Existen muchas frases sobre el valor del perdón. Pero tal vez una de las más famosas y acertadas la pronunció el célebre poeta inglés Samuel Johnson: “Un hombre sabio procurará siempre perdonar, porque sabe lo que es el valor de la vida y no permitirá que ésta pase con un dolor que es totalmente innecesario”.

La mexicana Rosa Argentina Rivas, psicoterapeuta clínica, fundadora y presidenta de la Asociación Latinoamericana de Desarrollo Humano, es una autoridad internacional en temas como el manejo del estrés y el perdón. En junio del 2012 publicó el libro ‘Saber perdonar, paz y libertad’ (editorial Urano), que ha convertido en todo un best seller.

Según ella, quien no perdona está condenado a vivir en su propio infierno, atrapado en el dolor. Reconoce que el dolor y el rencor son sentimientos difíciles de superar, pero está convencida de que nada ni nadie pueden –ni se merecen- ser imperdonables. En entrevista con EL TIEMPO dice que “el perdón es un favor para ti, para nadie más”.

¿Por qué es tan difícil perdonar?

Una de las razones por las que se nos dificulta perdonar es porque no entendemos qué significa perdonar. Existe una terrible confusión, pues muchos piensan que perdonar es justificar lo que la otra persona ha hecho, dejarlo pasar o seguir tolerando una situación. Y esto nos lleva a una confusión muy grande porque, obviamente, hay cosas que son injustificables. Y a veces no perdonamos porque indirectamente pensamos que a través de ello estamos cobrando algún tipo de venganza. Hay gente que, al no perdonar, siente que tiene control sobre el otro. Sobre todo cuando esa otra persona le pide que le perdone.

Pero es que hay cosas que parecen imperdonables…

Ese es una de los argumentos de los que no perdonan: ¿Cómo voy a perdonar, si lo que me hicieron es imperdonable? Creo que hay actos completamente deleznables, que no se deben tolerar, pero no hay nada que no sea imperdonable. Te reitero: el perdón es un favor para ti mismo.

¿Por qué perdonar es un favor para uno?

El perdón es un acto personal, de tu interior; cuando perdonas no estás liberando al otro, te estás liberando a ti mismo. Las personas que guardan rencores en la vida se quedan atrapadas en el pasado, y curiosamente se convierten en esclavas de aquellos que los lastimaron, aunque ya no existan en su vida, e incluso, hayan muerto. ¿Quién es el que realmente sufre las consecuencias del rencor? La otra persona sigue su vida como si nada hubiera pasado y puede llegar a ignorar por completo cómo te sientes. Pero tú eres el que quedas atrapado en un círculo de malos sentimientos.

¿Pero acaso no hay derecho a sentir rabia, a odiar, sobre todo cuando nos han causado tanto dolor?

Todos tenemos derecho a odiar, como tenemos derecho a hacer una cantidad de cosas que a la larga nos perjudican. El odio es un sentimiento que destruye a la persona. Tu odio te lleva a una constante planeación de venganzas, que en la mayor parte de las ocasiones no vas a lograr cristalizar y que te generarán simple frustración. Y aún en el caso de que pudieras ejercer alguna venganza, sabes que te la van a devolver, y se generará una escalada de violencia que nunca va a parar, y vivirás literalmente en el terror.

¿Y qué pasa con ese sentimiento de querer desquitarse?

¿Tenemos derecho de golpear al otro? Bueno, tengo mi libertad, puedo hacer con ella lo que quiera. Pero, ¿qué consecuencias vas a pagar? El odio es de las peores cosas que le pueden pasar al ser humano, porque te paralizan la vida. Una persona que odia se ha cerrado a horizontes nuevos y está completamente cerrada a la posibilidad de confiar, de volver a amar. Pero perdonar no significa que debas seguir tolerando lo mismo.

Perdonar, pero no tolerar. ¿A qué se refiere?

En una pareja, por ejemplo, si hay violencia intrafamiliar, se puede llegar a una separación. Y por más que la persona me diga: ¡perdóname!, y de que yo lo perdone, eso no significa que tengamos que seguir juntos. La gente se confunde pensando que el perdón significa seguir tolerando lo intolerable y eso no es verdad. Yo perdono, tú coges tu camino, y yo el mío. No tenemos por qué continuar juntos y eso se da en la pareja y en todos los contextos.

¿Qué piensa de la frase ‘yo perdono, pero no olvido’?

Tú no puedes olvidar lo que te ha sucedido. Y ese es otro error del concepto del perdón. Hay quienes no perdonan porque dicen que no pueden olvidar. ¡Claro que nunca vas a olvidar! El cerebro graba absolutamente todo, sobre todo aquello que tiene un alto contenido emocional. Hay gente que con solo recordar un evento se le sube el color a la cara, empuña las manos, se le retuerce el estómago y quisiera matar. Ahí no hay perdón.

¿Qué hay que hacer entonces con el recuerdo?

Intentar olvidar es perder el tiempo: tienes que perdonar. El perdón te va ayudando a sanar la herida y hará que el recuerdo ya no te provoque ni esa ira, ni esa tristeza, ni esa desilusión. Pero el perdón es lo que antecede esa situación. La gente que está tratando de olvidar, para llegar a perdonar, nunca va a perdonar, porque nunca va a olvidar.

¿Cómo manejar la mente?

Tienes que dominar tu pensamiento, porque mientras le sigas dando vueltas en la cabeza al mismo problema, te sigues calentando. Tienes que ejercer un control sobre tus imágenes y tus palabras; como lo relato en mi libro, debes evitar la famosa narrativa dolorosa: contar una y otra vez lo que te hicieron. Eso no te resuelve el problema: lo hace cada vez más doloroso y profundo. Hay que practicar diferentes pasos, donde entran fenómenos como la comprensión, cómo encontrarle un sentido a la ofensa, de qué manera crezco yo con lo que me ha sucedido y cómo me puedo convertir en una mejor persona con esa experiencia.

El perdón en los asuntos de pareja suele ser muy complicado…

Sí, pero cualquier persona adulta puede decir: hasta aquí, no quiero seguir viviendo en esta casa, asumo los riesgos de enfrentar mi vida solo, o sola, pero esto se acaba. Pero si la persona te dice: ¡Por favor, perdóname! Le podrás responder: ‘Por supuesto que te perdono, rencor no te voy a guardar porque no me voy a desbaratar la vida, pero eso, a seguir viviendo contigo, son dos cosas distintas’. Perdonar no significa cambiar una decisión. Esa es la manera con la que los chantajistas abusan.

¿Y quiénes son los chantajistas, qué pasa con ellos?

La persona que ofende y lastima es, en el fondo, una persona insegura y débil. Los mayores golpeadores, en el caso de las familias, son hombres inseguros, tan inseguros que se atreven a decirle a una mujer: ‘Si te vas, te mato’, con lo cual demuestran el terror que les produce la idea de ser abandonados. La violencia siempre es signo de una inseguridad muy grande, y en ese sentido hay que tratar de entender un poco a la otra persona, aunque te parezca incomprensible. Pero recuerda: comprender no significa justificar.

¿Cómo manejar el perdón en los temas familiares?

Hay cosas que los padres pueden hacer con sus hijos: violencia hacia ellos y violencia hacia la esposa, que afecta profundamente a los niños. Pero la pregunta es: ¿De qué te sirve guardar un rencor? ¿Puedes resolver un problema a través de ello? La respuesta es siempre no. Ahora, ¿quién se queda con la amargura? Eres tú. Ya bien sea con un padre que te pegó o que abusó de ti, o con una pareja que te engaña, ¿quién es el que realmente sufre las consecuencias del rencor? Solo tú.

Pero esos ‘dolores’ familiares suelen ser muy difíciles de superar…

¡Claro! Hay hermanos que resultan ser tus peores enemigos, o cosas que te hicieron tus padres y te siguen doliendo. Pero, ¿quién te ha dicho que tienes la obligación de seguir con una relación que te está violentando? Ahí nuevamente está el concepto equivocado de perdón, y esa es la razón por la cual no damos el paso. El perdonar no te exime de poner límites. Por ejemplo: las cenas de Navidad. Hay personas que siguen yendo a pesar de que saben que el tío se emborracha, el abuelo trata de abusar de una de las nietas, los padres se pelean o los hermanos discuten. Saben que esa es la rutina anual, y vuelven. Lo mejor, en ese caso, es tomar distancia.

Usted también trata el tema del perdón en el ambiente laboral…

Si estás en una convivencia laboral, donde no está en tus manos poner ciertos límites, lo que sí puedes hacer es propiciar un diálogo donde pongas límites personales: esto se vale, esto no se vale. Y tomar distancia. Podemos trabajar con una persona y ser colaboradores en equipo, pero eso no significa que tengamos que tener una amistad cercana, sobre todo con alguien que nos ha lastimado y que nos puede seguir lastimando. Porque si no perdonas, aún en el ambiente laboral, la vida se te convierte en un infierno. Pasas ocho o más horas de tu vida en tu trabajo.

¿En qué momento hay que buscar ayuda profesional?

Cuando sientas que la vida se te volvió un infierno. Hoy existen varias terapias sobre el perdón, y está comprobado que independientemente de la línea que sigas a nivel terapéutico, el perdón es indispensable, porque te libera.

¿En qué momento hay que acudir a Dios o a una ayuda espiritual?

Si eres creyente -yo lo soy- debes tener confianza en Dios, porque hay cosas que no entendemos por qué nos han sucedido. El dolor sigue siendo un misterio, porque un Dios bueno y misericordioso jamás va a mandar dolor. El dolor lo padecemos por nuestras malas decisiones, por nuestra fragilidad, porque somos perecederos, y por el mal uso que hacemos de nuestra libertad, porque permitimos que abusen de ella. El dolor es un fenómeno, pero si lo ponemos en manos de Dios, con el sincero deseo de sanar, Dios cura todas las heridas. Y el tiempo, ni qué decir.

¿Qué consejos prácticos daría para aprender a perdonar?

Busca un desahogo, alguien con quien hablar. No te tragues los sentimientos. Toda emoción que reprimes, eventualmente, crece dentro de ti. Si es tristeza, llora y busca a alguien con quien llorar. Si es enojo, busca algo a quien puedas expresarle lo que sientes, y como decimos en México, con quien puedas ‘mentar madres’. Y que puedas desahogar esa cólera que tienes, pero sin violencia. Muchas veces no perdonamos porque no reconocemos que nos han lastimado, porque se notaría que somos frágiles y no queremos que la gente se dé cuenta de eso.

Usted dice en su libro que no hay que estar hablando todo el tiempo sobre ese dolor…

¡Claro! Hay que dejar de estar hablando de lo que te hicieron, porque eso constituye una narrativa del dolor que, lejos de sacarte de ella, te hunde cada vez más. Deja de estarle contando a medio mundo: ‘¡Es que tú no sabes lo que me hicieron, fue terrible, es imperdonable!’. No. Lo que te hicieron ya te lo hicieron y eso no lo vas a poder cambiar. Lo que necesitas es perdonar a quien te lo hizo.

¿Cómo saber que ya hemos perdonado?

Cuando una persona ha perdonado te puede relatar una experiencia del pasado como el que te relata una historia. Ya no se le mueve nada, permanece tranquilo. Y dice: pues sí, efectivamente me pasó esto: mi pareja me hizo esto, mi padre, mi hijo, mi jefe o mi compañero de trabajo, y te lo cuenta como el que te cuenta una historia, casi, como en tercera persona. En ese momento habrás perdonado.

JOSÉ ALBERTO MOJICA PATIÑO
Redacción Vida de Hoy

Margarita Vargas V.

Hola a todos, ya se que últimamente no dedico al blog todo el tiempo que me gustaría pero no por eso dejo de ver vuestras visitas y comentarios por lo que aprovecho la ocasión para
agradecéroslo compartiendo con vosotros este post que he recibido de nuestro buen amigo Felipe.

Espero que nos ayude a ver las cosas desde otro punto de vista y aprendamos a perdonar y no guardar rencor a los que nos hacen daño. Desde hace tiempo yo también me he convertido en una experta en perdonar y vivo plenamente feliz desde entonces.

Un abrazo muy grande para todos especialmente para ti Felipe.

A %d blogueros les gusta esto: